Blog de Marketing Online

Aunque Japón tomó la delantera a todo el mundo en la utilización de los códigos QR en el marketing más vanguardista, lo cierto es que su aplicación en nuestro país está siendo todavía dispar y aleatoria. Tan aleatoria que lo mismo encontramos ejemplos de su utilización en una campaña de difusión hortofrutícola de la huerta murciana que en la campaña Love Alerts de los bombones Delaviuda, por la que ayuda a lanzar pistas a las parejas  para que sepan qué es lo que espera el uno del otro por San Valentín. En este caso, los códigos QR sirven para dar información más explícita sobre los planes para aquellos que no se dan por aludidos.