1 ----------------------fd
2 ----------------------fd
3 ----------------------fd
4 ----------------------fd
5 ----------------------fd blog_single

Códigos QR, mitos y verdades

Aunque Japón tomó la delantera a todo el mundo en la utilización de los códigos QR en el marketing más vanguardista, lo cierto es que su aplicación en nuestro país está siendo todavía dispar y aleatoria. Tan aleatoria que lo mismo encontramos ejemplos de su utilización en una campaña de difusión hortofrutícola de la huerta murciana que en la campaña Love Alerts de los bombones Delaviuda, por la que ayuda a lanzar pistas a las parejas  para que sepan qué es lo que espera el uno del otro por San Valentín. En este caso, los códigos QR sirven para dar información más explícita sobre los planes para aquellos que no se dan por aludidos.

Algunos expertos en la materia vaticinaban que la fiebre “QR” iba a ser pronto una pandemia, pero lo cierto es que el ritmo de crecimiento y de implantación es menor del esperado. Sí es cierto que ya los podemos ver en todos los puntos del planeta y en muy diversa apariencia, desde Punta del Este (Argentina), donde sirven para etiquetar vinos de buena calidad hasta los grandes circuitos de moda femenina, como es el caso de la marca de ropa interior Victoria’s Secret, que ideó la campaña ‘Sexyer than skin’ a través de los famosos códigos QR, la cual alcanzó gran notoriedad, principalmente porque los famosos códigos web eran los encargados de tapar las zonas menos visibles de las espléndidas modelos.

De todas formas, la estadísticas están ahí para desterrar cualquier atisbo de triunfalismo entre los que pensaban que los QR podían llegar a ser el lenguaje publicitario por excelencia. A pesar de que el 80 por ciento de los universitarios confiesa haber visto alguna vez un código QR, lo cierto es que sólo uno de cada cinco reconoce haber escaneado con éxito alguno para cargar la dirección web en su dispositivo móvil y un 75 por ciento no sabe para qué sirven realmente (según datos un estudio de la agencia Archrival.

UTILIDADES

Y aunque es evidente que los códigos QR tienen todavía mucho recorrido por delante, no es menos cierto que, bien utilizados, pueden ser una herramienta muy útil de marketing, comunicación y generación de oportunidades de negocio, también para las pymes y micropymes. Por eso nos hemos aventurado a dar algunas ideas o pautas para utilizarlos:

– Por el perfil de su potencial usuario, los códigos QR son especialmente útiles para enlazar con nuestras cuentas de redes sociales, no sólo para ganar fans en Facebook o seguidores en Twitter, sino también para participar en promociones específicas desarrolladas en dichos medios. Permiten que nuestros usuarios / clientes se conecten al instante con nuestro perfil y, por lo tanto, conocer de primera mano su actividad, simpelmente con sólo acercar su smartphone al código en cuestión.

– ¿Por qué no utilizarlo en las propias tarjetas de la empresa, en los tickets de caja, en su vehículo de empresa o en su escaparate, para cuando su tienda esté cerrada? El propietario demostrará estar a la última, o al menos parecerlo.

– Son especialmente útiles cuando nuestra empresa quiere generar determinados mensajes a una audiencia específica y selecta con mensajes muy controlados y bien dirigidos. Por ejemplo, serían muy útiles en una tienda especializada en juegos de rol y estrategia, donde el código puede llevar a los clientes a páginas donde tener información adicional sobre esos productos tan específicos.

– Son prácticos para las promociones, pues permiten la participación en ellas en cualquier momento y desde cualquier lugar, con bastante comodidad.

– También resultan muy efectivos para aquellos que promocionen su producto, marca o servicio a través de cupones. Un código QR en un cupón significa inmediatez en la información y en su uso final en el establecimiento, sea éste físico o virtual.

– Y, por último, son un vehículo muy efectivo para el entretenimiento del cliente o usuario. En un stand de feria, en una exposición de productos, en una sala de espera, en un corner promocional… nos vendrá muy bien para entretener a nuestros clientes, a la vez que podemos informarles del producto o servicio en cuestión.

PRECAUCIONES

En cualquier caso, habrá que tomar algunas precauciones.

  1. Explica bien qué son y para qué sirven. Como hemos visto en las estadísticas, un mayoría todavía no conoce realmente su utilidad. Por lo tanto, donde lo pongas explica brevemente cómo utilizarlo.
  2. Comprueba bien que el enlace funciona correctamente y que el sitio al que diriges tiene buena presencia y visibilidad en cualquier dispositivo móvil, tenga el sistema operativo que tenga: Symbian, Android, iOS, Blackberry…
  3. Y, por supuesto, mide el resultado: cuantifica los usuarios que lo han utilizado y cual ha sido el resultado en cuanto a participación. Sólo así sabrás si lo has utilizado bien y la experiencia ha merecido la pena.

Recordad: QR, unas siglas a tener en cuenta.

 

Sin Comentarios

Publicar Comentario

Share This