1 ----------------------fd
2 ----------------------fd
3 ----------------------fd
4 ----------------------fd
5 ----------------------fd blog_single

25 de septiembre, fecha tope para rechazar el mensaje de WhatsApp

Desde que Facebook comprara WhatsApp hace ahora dos años, la multimillonaria operación de los 22.000 millones de dólares no había provocado ninguna consecuencia reseñable entre los usuarios de la red social de mensajería más famosa del mundo. Al menos, eso es lo que ellos creían.

De hecho, los más de 1.000 millones de usuarios de WhatsApp habían seguido utilizando la aplicación sin incidencias destacables, ajenos a que habían pasado a dominios de Mark Zuckerberg e inconscientes de sus auténticas consecuencias.

Dos años después, se ha producido la primera de esas medidas. A mediados del pasado mes de agosto, los usuarios recibieron un mensaje en el que se les invitaba a aceptar un cambio en sus términos de uso y su política de privacidad. “Comenzaremos a compartir información que nos permita coordinarnos mejor y con ello, mejorar la experiencia entre servicios”- señalaron en un comunicado- Ésta es una práctica típica entre compañías que son adquiridas por otras”, aclaraban entonces. El argumento de la compañía es que ello va a permitir detener el supuesto spam y “controlar los abusos”.

¿Qué significa el mensaje?

Básicamente, la circunstancia más destacable del cambio es que WhatsApp conecta el número telefónico con Facebook, por lo que la red social podrá sugerirnos amibos en función de nuestra agenda telefónica y no sólo de e-mail.

Ello no es óbice para que las conversaciones mantenidas en WhatsApp sigan permaneciendo en un relativo anonimato, ya que Facebook, al menos en teoría, no accede a ellas. Cojamos con pinzas esta cuestión, porque todos sabemos que cualquier intercambio de información en este tipo de redes sociales están a buen recaudo de sus gestores, con todo lo que ello significa.

¿Podemos no aceptar?

Y aunque la tendencia natural es a aceptar esos cambios (lo que provoca que Facebook acceda a nuestro número de teléfono), lo cierto es que podemos rechazarlo y de una manera muy sencilla. Bastará con acceder a la configuración de nuestra cuenta y en la sección de Privacidad desactivar la opción correspondiente. Así de fácil.

Algunos ya aventuran que el citado cambio provocará el comienzo de los mensajes publicitarios, a pesar de que desde WhatsApp (ahora Facebook en el fondo) se asegura que impedirán que las empresas inunden a los usuarios con publicidad.

El tiempo nos dirá. De momento, el 25 de septiembre es la fecha tope para aceptar o rechazar la generosa invitación.

 

 

 

Agencia Marketing Online Madrid

www.linkaua.com 

info@linkaua.com
(+34) 91 023 92 15
Sin Comentarios

Publicar Comentario

Share This