1 ----------------------fd
2 ----------------------fd
3 ----------------------fd
4 ----------------------fd
5 ----------------------fd blog_single
comercio coronavirus

¿Qué viene ahora? ¿Se impondrá el “Si lo puedo hacer en casa, mejor”?

Muchos cambios en nuestros estilos de vida se han manifestado en los últimos dos meses. Todos hemos adoptado nuevas prácticas que nos han permitido llevar una vida hogareña con todos los matices que ello implica: hacer la colada, cocinar, cuidar de los peques, estudiar, hacer ejercicio, trabajar, entre otros. Lo que ha permitido y obligado a muchas empresas a reorientar su actividad al modo online y cambiar la estrategia de atracción de sus clientes.

Dos meses después, este paradigma empieza a cambiar. La flexibilización de medidas de movilidad y la reactivación del comercio de a pie son las primeras señales que el regreso de la “normalidad” está a la vuelta de la esquina… ¿Pero estamos seguros que todo va a ser como antes?

 

¿Cómo va a ser la vuelta a la normalidad para las empresas?

 

Perfil del consumidor

Para entender un poco más todo ello tenemos que situarnos en la piel de nuestro consumidor: personas que están ahora tomando mucha más conciencia del cuidado personal, algunos de ellos han tenido la opción del teletrabajo y su economía se ha basado en gastos justos y necesarios para su vivencia o incluso supervivencia en el hogar. Sin embargo, esto no es impedimento para que tengan intenciones de compra de entretenimiento y gustos.

Para ellos volver a la normalidad implica el cuidado y consumo de productos que ayuden a mantener su salud y bienestar, tales como productos frescos, ecológicos, sanos, medicamentos y servicios de salud. Otro punto importante que debemos destacar es la relevancia del pensamiento recurrente de “si lo puedo hacer en casa mejor”, pues existirá la posibilidad de que el consumo en casa crezca aún más y repunte nuevamente el comercio electrónico.

De esta manera, el cliente buscará tener una opción de consumo y disfrute en casa hasta que el entorno donde realiza actividades de socialización sea más seguro para el y los suyos.

Perfil de empresas

Con este panorama a la vista, centrémonos en el otro lado de esta situación: Las empresas. En su mayoría han tenido que tirar de “la pata tecnológica” para poder generar nuevas oportunidades de ventas. Ahí está el sector de gastronomía, que mantiene una opción de reinventarse gracias a los “take away” y los pedidos por distintas plataformas.

El aumento y mejora de los servicios de entregas a domicilio han tomado un papel protagonista, ya que la alta demanda ha supuesto un reto para todas las empresas por mejorar los canales de entrega a los clientes. Concretamente, los productos alimenticios, tecnológicos, sanitarios…, incluso textiles han sido algunos de los que mayor demandan han tenido y se han visto en la necesidad de reforzar más su canal online.

Empresas que prestan servicios de manera telemática (agencias de comunicación, call center, bancos, formación, etc.) se han refugiado en el teletrabajo para garantizar la continuidad de su actividad, lo cual lleva a pensar que el teletrabajo hará que muchas empresas opten por este tipo de flexibilidad para sus empleados de cara al futuro.

 

¿Qué podemos hacer entonces?

Contemplando este panorama en el que la oferta y la demanda van a seguir presentes en un mercado que tiene la sombra de una crisis en sus espaldas, el comercio electrónico seguirá siendo aún más protagonista de ahora en adelante, se convertirá en un hábito de consumo, no en un canal, con el cuidado personal y la salud por encima de lo económico.

Esto abre una brecha de posibilidades para el comercio, en los que la regularización de tarifas de envío, los precios competitivos y las ofertas tratarán de captar la atención de un cliente que quiere consumir con inmediatez a pesar de las limitaciones de desplazamiento y los riesgos que este supone para su integridad.

Eso sí, los pequeños tendrán una tarea complicada por delante: batallar en un mercado digital donde las grandes inversiones de los grandes coparán los primeros puestos en buscadores y espacios publicitarios.

Es, pues, ahora más que nunca, la hora de la tecnología, del acortamiento de las distancias a través de la Red, pero midiendo bien las inversiones y los esfuerzos. Y sobre todo aplicando mucha imaginación y habilidad.

Algunos dicen que “los modelos de negocio son ya la propia tecnología”. Y los comercios, los empresarios tendrán que concienciarse, ahora de verdad.

 

Sin Comentarios

Publicar Comentario

Share This