Video Marketing: El vídeo como Aliado para tu Marca.

Video Marketing: El vídeo como Aliado para tu Marca.

En la estrategia digital de las marcas, el vídeo se ha convertido en algo fundamental. Y es que se están dando cuenta de que posiciona, y mucho. Basta con echar un vistazo a las cifras para apostar por el video marketing.

Hoy en día, el 78% del contenido que se consume en la Red es audiovisual, 100 millones de internautas ven vídeos a diario, el 65% va a la web de la marca tras visionarlos, el 90% de los compradores online reconocen que les ayuda en la decisión de compra, casi la mitad de los usuarios de entre 25 y 54 años los comparten y, otro dato importante, en 2018 supondrán el 85% de todo el tráfico en Internet.

¿Cómo no decantarse por el vídeo marketing desde ya? Está claro que a los usuarios les gusta, pero ¿por qué? Porque verlo no supone esfuerzo y es entretenido. Eso sí, siempre que se haya hecho bien. No cabe duda de que un vídeo mal producido y distribuido no ayuda a la marca.

Entonces, ¿cómo ha de ser un buen vídeo? Breve y con contenido emocional y de humor. Ésta es la tendencia.

En cuanto a la duración, depende del medio en el que se va a difundir. No obstante, la marca ha de tener en cuenta que en él se tiene que contar una buena historia. Está comprobado que en Facebook los vídeos más visionados son los que tienen una duración de entre 30 y 40 segundos. En Instagram, el tiempo idóneo es la mitad (15 segundos) y en Vine, debe ser aún menor; de 6 segundos. ¿Poco tiempo? No. Precisamente, esos segundos son los que tarda un internauta en decidir si sigue viendo un vídeo o no.

Un buen vídeo es aquel que atrae y genera curiosidad. Si se cree que en video marketingpocos segundos no se va a transmitir lo que quiere la marca, ésta siempre puede optar por publicar una versión más extendida. Lo ideal es que se publique en la web, por lo que hay que marcarse otro objetivo: llevar al usuario desde la red social hasta allí. Ésta es una buena solución para los vídeos tutoriales o explicativos de productos o de empresas, ya que requieren un tiempo que puede superar los dos minutos.

Obviamente, producir, editar y publicar no es de lo único de lo que hay que preocuparse. Tan importante como ello es el saber medir el impacto de los vídeos. Conocer qué funciona y qué no. Percatarse de si la percepción que tiene el usuario de nuestra marca, después de ver el vídeo, es la que queremos que tenga.

Medir unos factores u otros depende del canal en el que se distribuye. Hoy en día, todos permiten la obtención de datos, incluso en tiempo real. Así, la herramienta You Tube Analytics informa de las reproducciones, el número de veces que ha sido compartido, los ‘likes’ y ‘dislikes’, comentarios, datos demográficos del público, fuentes del tráfico, tiempo de visualización, suscripciones al canal y favoritos. Pero no basta con los datos, hay que saber interpretarlos correctamente. Sólo así la marca tendrá la información que le interesa: qué opina de ella la audiencia y qué quiere y le interesa.

 

 

Sin Comentarios

Publicar Comentario

Share This